¿Cómo hacer descripciones de personajes?

Cómo hacer descripciones de personajes

Cuando te decides a escribir una novela o escribir poesía, los personajes están entre los elementos más importantes porque es con ellos con quien los lectores se identifican y para conocerlos es que se interesan en la lectura.

Después de interesarse en la historia, comienzan a disfrutar de los escenarios donde se desarrolla, lo que les pasa a los personajes y al final espera que su personaje favorito encuentre su felicidad.

Pero esto solo será posible si el escritor sabe cómo hacer descripciones de personajes y logra plasmar, tanto los detalles físicos como los emocionales y de conducta, dentro de la estructura de la novela.

Como una manera de orientarte en tu tarea de usar la mejor manera de cómo hacer descripciones de personajes, enfocado en lograr que el lector descubra la esencia de cada uno de los que participan en la narrativa de los hechos que estés contando, continúa leyendo e identifica los factores que te pueden ayudar a hacerlo de la mejor manera posible.

La descripción debe ser anunciada

Algunos escritores acostumbran a insertar en la narración de su historia la frase explicita de que tal o cual personaje “es así” y comienzan a mencionar su estatura, contextura, color de ojos, piel y cabellos incluyendo también apreciaciones sobre su personalidad y carácter.

Esta no es la única forma de cómo hacer descripciones de personajes, hay novelas que admiten solo las descripciones que les agregan adornos a las características de los personajes asociándolos con aromas, colores de la naturaleza o la docilidad de algún animal, así como su carácter salvaje.

En este sentido no están haciendo una descripción directa, pero saben cómo hacer descripciones de personajes comparando sus ojos con la miel o mencionando que su cara está hecha de porcelana.

Descripciones literarias.

La narrativa de una novela contiene múltiples descripciones que pueden ser directas o indirectas, pero todas deben ser literarias desde cualquier perspectiva que tenga el enfoque de la descripción.

Es así como la descripción del personaje debe coincidir con la narrativa de la novela, por esto, existen descripciones literarias que se enmarcan en una clasificación guiada por ese factor que agrupa un conjunto de calificativos relacionados entre sí, por ejemplo, cuando nos referimos al aspecto físico y decimos, “Mari es alta como las palmeras, con piernas largas de jirafa y una cintura de abeja muy pequeña”.

Concentrarse en aspectos importantes para la historia.

Cuando te enfocas en cómo hacer descripciones de personajes es importante que te enfoques en los detalles que le importan al lector para compenetrarse con tu historia, es decir, si no estás describiendo un personaje cuya forma de vestir le ayudará a cumplir con el rol que le corresponde en la historia para que te detienes a explicar cómo se viste o la marca de los zapatos que lleva puesto. Al respecto también necesitarás saber cuál es el epígrafe de un libro.

Aprende a utilizar las técnicas literarias que te permiten describir a tus personajes como quieres que lo descubra el lector, es decir:

  • Utiliza brevemente la descripción en forma de prosopografía que le dice al lector como es la apariencia externa de tu personaje: sus rasgos físicos, su ropa, su peinado y todo aquello que se refiera a su imagen.
  • Apóyate en una etopeya describiendo tanto cualidades psicológicas como principios morales para que el lector conozca aspectos como su carácter, personalidad, enfoque moral y demás aspectos internos del personaje.
  • Preséntale al lector un retrato que contenga la información completa de apariencia externa y aspectos internos de tu personaje.
  • Píntale una caricatura escrita al lector, si tu historia se enfoca en divertirlo, para esto debes exagerar los rasgos del personaje presentando al personaje como un ser cómico.

Si es breve, mejor.

Aunque este aspecto depende del escritor y la forma en que decide presentar su historia, no es secreto que los lectores con cierto nivel crítico ante las obras que deciden leer prefieren una descripción, corta, precisa y atractiva, permitiendo que el resto de los detalles los pueda descubrir en el desarrollo de la lectura.

Describe, no enumeres.

En el campo literario no es aconsejable realizar enumeraciones sobre las características físicas o psicológicas de personajes, es decir, una descripción que se asemeja a los detalles que aparecen en los carteles de Se Busca” es admisible en una novela literaria, a menos que así lo exijan los hechos narrados.

Este tipo de descripciones solo aburre al lector y le quitan el interés por seguir leyendo la historia.

Si llegaste a este punto del artículo, ya sabes cómo hacer descripciones de personajes sin caer en errores comunes de muchos escritores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies