¿Cómo hacer un microrrelato?

cómo hacer un microrrelato

Si estás incursionando en la escritura de libros, es importante que te informes sobre la estructura de la variedad de géneros que puedes desarrollar antes de enfocarte en el sueño de todo escritor: escribir una novela. Es necesario tomarse mucho tiempo para lograr que se materialice ese sueño y mientras eso ocurres puedes comenzar con la escritura de relatos o descubrir cómo hacer un microrrelato.

Eso es una realidad que ningún escritor puede negar, todos quieren presentar una historia que se asemeje a los grandes clásicos de la literatura, pero no es fácil lograrlo a la primera. Esta modalidad de historias súper cortas, con inicio bien definido pero un final muchas veces inconcluso, porque deja abierta la imaginación del lector y le da la libertad de interpretarlo a su manera.

De esta forma satisface el gusto por la lectura a quienes no consideran dedicarle tiempo a la lectura de una novela, por muy corta que sea. En este articulo te presentaremos algunas sugerencias que debes tomar en cuenta si buscas información sobre cómo hacer un microrrelato y sobre crear ambiente en un microrrelato de terror, continúa leyendo.

Trucos sobre cómo hacer un microrrelato

Microrrelato o microcuento

Aunque parezcan lo mismo un microrrelato no es igual al microcuento, el primero se trata de un acontecimiento contado desde una perspectiva real, aunque sea una historia de ficción, mientras que el segundo siempre es algo ficticio en algo que solo está en nuestra imaginación y puede incluir personajes fantásticos.

Encontrar una orientación valida de cómo hacer un microrrelato no es una tarea difícil, pero debes discriminar la información para lograr el enfoque que te servirá para enganchar al publico que deseas conquistar con tus escritos.

Por eso te sugerimos que primero descubras cual es el tipo de microrrelato que quieres escribir, de terror, policiacos, de amores frustrados, de conductas psicológicas desviadas, entre otras.

Estructura de un microrrelato

No es aconsejable que descuides la estructura de la novela y de la historia que quieres contar en forma de microrrelato, no te tomes a la ligera su estructura y objetivo, diseña tu historia para que transmita el mensaje correcto.

Recuerda que debe ser breve pero completa, con un toque de humor, definida en espacio y tiempo, evidenciar la secuencia de los hechos mientras se plantea la línea del mensaje principal.

Es muy importante que sepas como hacer un microrrelato para que logres captar la atención de los lectores en historias que pueden parecer sin sentido, debido a la brevedad del contenido que los conforman.

Esto quiere decir que, como en cualquier género literario debes presentar una historia organizada para que el lector se sienta identificado con ella, un microrrelato se trata casi siempre de sucesos cotidianos contados de manera ingeniosa que escriben mas del pensamiento que de la forma real en la que sucedieron los hechos, pero siempre debe tener introducción, nudo y desenlace.

Sugiere, no cuentes

Esta es la norma principal del microrrelato, no estas contando una historia con todos sus detalles, pero tampoco debes obviar los elementos necesarios para que el lector encuentre la idea oculta entre la brevedad del relato y logre captar el mensaje o enseñanza, tal como lo expresa Julio Cortázar en «Amor 77″, cuando solo sugiere que una pareja después de estar juntos en un sitio distinto a su hogar, se preparan para volver a su rutina habitual.

Es uno de los mejores ejemplos de este género, pues le permite al lector inferir quienes son los personajes principales de su historia, sin necesidad de mencionarlos o describirlos.

Evidentemente, en un microrrelato casi nunca hay nombres propios, porque no estas contando los hechos tal como suceden.

En este ejemplo, puede ser que los protagonistas sean el autor y alguien más, o cualquier pareja que se le cruzó en el camino y por su apariencia el escritor dedujo: de dónde venían y que estaban haciendo.

Después, tomó esa escena imaginaria y decidió usarla como la idea principal de uno de sus microrelatos de mayor impacto en este tipo de género literario.

Los nombres en el titulo

Algunos escritores de microrrelato de terror deciden colocar el nombre del protagonista de su historia en el título, como es el caso de quien escribió “La partida de Fran Kafka”.

De ese ejemplo se evidencia el uso del dialogo de forma precisa y enlazarlo con la introducción al mismo para que el orden de la idea sea captada por el lector sin mucha dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies