¿Cómo funciona un narrador omnisciente?

Cómo funciona un narrador omnisciente

A lo largo de los años en la literatura han surgido distintas formas de narrar una historia, contar los eventos y describir los personajes, cada uno de ello con ciertas particularidades que benefician distintos tipos de historias. Entre los tipos de narradores se encuentra el narrador omnisciente, el cual destaca por ser ampliamente utilizado por autores de todo tipo de géneros según los elementos de la narración.

Con el fin de poder integrarlos a tu historia, es importante que sepas en qué consisten y sus características para sacarles el mejor provecho. Es por eso que en este artículo te contaremos qué es el narrador omnisciente, sus características e incluso los tipos de narradores omniscientes que existen. Así podrás descubrir cuál se adecúa mejor a la clase de historia que estás escribiendo.

¿Qué es el narrador omnisciente?

El narrador omnisciente es un tipo de narrador el cual tiene conocimientos sobre todos los personajes, eventos y situaciones en la historia. A través de un narrador omnisciente, un autor es capaz de describir el contexto, los motivos de los personajes, los pensamientos y las experiencias que puede tener cada personaje individualmente. Este tipo de narrador se suele utilizar en tercera persona, es decir, desde una perspectiva ajena a la historia en sí.

La voz narrativa omnisciente está completamente a cargo del proceso creativo de una novela. Es como un director. Señala a las imágenes y personas según lo crea conveniente. Al brindarte toda esta información, un escritor puede maximizar la atmósfera, ayudándote a entrar mejor en la atmósfera y a sentir la tensión y el suspenso.

Características del narrador omnisciente

Entre las principales características del narrador omnisciente, como ya sabes, se encuentran la narración de aspectos psicológicos, acciones y sentimientos de los diferentes personajes en profundidad. También destacan por ser una voz de narración externa, que no juega un papel en la trama en absoluto. Es algo así como las cámaras en una película, es decir, simplemente dan a conocer los eventos y los detalles importantes sin participar en ellos.

En resumen, es un tipo de narrador con conocimientos absolutos y que le ayuda al lector a identificar algunos de los elementos de la historia y comprender mejor a los personajes. Algunos ejemplos podrían ser «Don Quijote de la Mancha» de Miguel de Cervantes, «El Príncipe de la Niebla» de Carlos Ruíz Zafón, o incluso «El Señor de los Anillos» del conocidísimo J.R.R. Tolkien.

Banner

Tipos de narradores omniscientes

Existen dos tipos de narradores omniscientes: Los narradores omniscientes y los narradores omniscientes limitados. Seguidamente, te explicaremos en qué consisten:

Punto de vista omnisciente

El primer tipo de narrador omnisciente es aquel que tiene todo el conocimiento sobre todos los personajes de una narrativa. Este punto de vista es completamente omnisciente. El narrador entiende todo sobre los personajes y le proporciona estos detalles al lector.

En las historias, estos tipos de narradores omniscientes a menudo son conocidos como dioses o tienen poderes similares a los que tendría uno. Esto suele jugar con la creencia de que en algunas religiones hay una deidad que todo lo sabe, la cual vigila constantemente las acciones de todo el mundo.

Tradicionalmente, este es el modo narrativo que más se ha utilizado a lo largo del tiempo, especialmente en la ficción. Se puede ver en historias ampliamente conocidas, de autores de la talla de Leo Tolstoi e incluso Charles Dickens.

Punto de vista omnisciente limitado

Los narradores omniscientes limitados, por su parte, suelen explorar el diálogo interno de un solo personaje o de un conjunto de personajes, en lugar de todo el elenco. La forma más común de utilizarlos es centrarse en los personajes principales, en lugar de los secundarios.

Este tipo de narrativa es conocida como tercera persona subjetiva, o tercera persona limitada, ya que los lectores solamente pueden experimentar los pensamientos de uno o algunos de los personajes. También es bastante común en la literatura. Particularmente autores como James Joyce la emplean para destacar a los personajes principales por sobre el resto.

Punto de vista omnisciente alternante limitado

Este tipo de narrativa toma lugar cuando el punto de vista omnisciente limitado utiliza más de un personaje y alterna entre ellos según sea necesario para la trama. Cuenta como un narrador omnisciente limitado en lugar de uno completamente omnisciente porque sigue como el primero, solo te brinda las experiencias de unos pocos personajes. Caen en la categoría de narrador en tercera persona en modo subjetivo.

El tipo de narrador omnisciente alternante limitado se conoce como «saltar entre cabezas» o «head hopping» en inglés. Ese curioso nombre se refiere, justamente a eso, a saltar entre las cabezas de sus personajes, para contarte su trasfondo o sus vivencias. Son usados por autores como George R. R. Martin.

Conclusión

Utilizar un narrador omnisciente puede ser una gran técnica de escritura creativa si pretendes escribir una historia que gire en torno a un conjunto particular de personajes, con una narración rica, una gran construcción de trama, de la tensión y desarrollo detallado de las situaciones. Ahora que sabes lo que son, ¿te atreverías a emplearlos en tu historia? Déjanos saber si es así en nuestras redes sociales. Puedes ayudarnos compartiendo esta información si te ha sido de utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies