Entrevista M.A. Álvarez

Entrevista M.A. Álvarez

Tu libro, «Medianical Age», parece combinar elementos de fantasía y ciencia ficción en un contexto único. ¿Podrías hablar sobre la inspiración detrás de esta fusión de géneros y cómo lograste crear una narrativa coherente que abarca tanto la Edad Media como un futuro mecanizado?

El planteamiento inicial de la historia fue contrastar dos momentos temporales muy distintos: la época medieval y un futuro lejano. En el primero abundaban las supersticiones y  el segundo es una etapa futura en la que predominan la ciencia y la tecnología (más cercana a la nuestra).

Estos dos momentos temporales quedan unidos y, para ello, se combinan en la novela elementos de los géneros de fantasía y de ciencia ficción como: paradojas, viajes el en tiempo, la irrupción de seres inexplicables, etc., creando así la fusión de estos dos géneros.

El título del libro, «Medianical Age», es un juego de palabras intrigante. ¿Podrías explicar cómo llegaste a esta combinación de términos y cómo se relaciona con la trama de la historia?

El título es una fusión de las palabras: medievalage y mechanical. Esto se debe a que la historia transcurre en los dos momentos temporales mencionados anteriormente (Edad Media y Futuro). De la unión de estos dos mundos surge una nueva línea temporal: Medianical Age, donde transcurre la trama de la novela.

La historia se desarrolla en dos épocas diferentes: la Edad Media y un futuro distante. ¿Cómo logras mantener un equilibrio entre estas dos líneas temporales y qué desafíos enfrentaste al alternar entre ellas en la narrativa?

La base del planteamiento de la historia es que  van ocurriendo una serie de circunstancias que escapan a los personajes y que son como piezas de un puzle que terminan encajándose al final. Veremos que cada cosa que sucede tiene una razón de ser, por lo que hay que prestar atención a cada detalle. El cómo ordenar y alternar cada circunstancia fue uno de los desafíos más interesantes de esta novela, pues tuve que estudiar muy bien el momento adecuado en el que contar cada cosa para crear un orden dentro del caos producido por la aparición de esta nueva línea temporal, donde los destinos de los personajes han cambiado. Ya sabemos que los viajes al pasado nunca pasan desapercibidos…. Para mantener el equilibrio entre las dos etapas, hay personajes y elementos que son los nexos de unión.

El personaje del cirujano charlatán y el joven con visiones en la Edad Media suenan fascinantes. ¿Cómo desarrollas sus arcos narrativos y cómo los entrelazas con la trama general?

El cirujano charlatán asegura que puede curar esas visiones, aunque no se trata de una promesa cierta, sino de un engaño. Lo interesante de este personaje es que dice que puede tratar la locura de Nogurd (así se llama el joven) mediante la extracción de una piedra de su cabeza. Esta es una teoría muy antigua, pero este cirujano realiza una práctica fraudulenta de la misma para obtener beneficios. Se trata de un ejemplo de viejas conjeturas que concebimos como disparatadas hoy en día y que contrastan con un futuro tecnológico.

Desde el momento en el que el cirujano llega al castillo donde habita Nogurd, queda “atrapado” en toda esta espiral provocada por la nueva línea temporal, pues es posible que el joven nunca debiera haber tenido esas “alucinaciones”… Desde que se produce un importante cambio en su destino, va afectando a las personas que le rodean, hasta que encuentra el valor suficiente para afrontar sus circunstancias.

En un futuro mecanizado, el personaje K-79 trabaja con la construcción de cyborgs. ¿Cómo ideaste este concepto y cómo exploras las implicaciones éticas y científicas de esta tecnología?

Una de las características de este futuro es la baja natalidad, por lo que se necesitan más personas. La visión de K-79 es “obtener” individuos del pasado que estaban a punto de morir, cuidadosamente, para no afectar la línea temporal. A partir de estas personas, crea cyborgs  para diferentes propósitos (aquí entra el juego el elemento del futuro mecanizado). Veremos que este personaje ha primado el beneficio de su negocio por encima de la moral, pues incluso se refiere a estas personas capturadas del pasado como “mercancía”. Al darles unas nuevas vidas en el futuro, se cree propietario de ellas, pero se salvaguarda en el concepto de que estas personas iban a perecer en su tiempo de todas formas. No solo veremos en el libro todo este concepto desde el punto de vista de K-79, sino también desde el de uno de esos cyborgs.

La construcción de dos mundos tan diferentes podría ser un desafío creativo. ¿Cómo abordas la creación de la ambientación tanto medieval como futurista, y cómo logras que ambas se sientan auténticas?

La creación de la ambientación la abordo mediante conceptos muy ligados a cada época. Por ejemplo, en la época medieval la historia comienza en un castillo, uno de los elementos por excelencia ligado a la Edad Media. Luego se barajan conceptos como la superstición o la caballería.

Lo mismo ocurre en la época futura: la lógica, la tecnología, la ciencia… son elementos fundamentales.

Además, para crear un marcado contraste entre una época a otra, con el fin de hacer partícipe al lector/a de estos saltos temporales, utilicé diferentes tiempos verbales. Durante la Edad Media, escribo en pasado y, en el futuro, escribo en presente.

La mezcla de elementos históricos y futuristas podría ofrecer diversas perspectivas sobre la humanidad. ¿Cómo logras que los personajes de diferentes épocas se enfrenten a desafíos y dilemas comunes?

Hay un gran punto en común entre los personajes y es encontrar respuestas. Los personajes deberán enfrentarse a una serie de problemas derivados de la creación accidental de la nueva línea temporal. Además, todos ellos quedan unidos por las mismas circunstancias: las visiones de Nogurd, inexplicables en la Edad Media, tienen su respuesta en el futuro. Los cambios producidos en el futuro, tienen su respuesta en el pasado.

El proceso creativo detrás de fusionar géneros y líneas temporales podría ser desafiante. ¿Cómo logras mantener un tono coherente a pesar de las diferencias en las ambientaciones?

Con la diferencia de las ambientaciones siempre he buscado crear un contraste y el tono coherente de la trama trato de mantenerlo, sobre todo, mediante los personajes. Hay un personaje en concreto que es un nexo de unión entre los dos mundos, ya que, perteneciendo al futuro, inesperadamente, convive también con los personajes del pasado. Este criterio permite la unión de los personajes y la visión de sus diferentes puntos de vista sobre lo que está ocurriendo, lo cual les afecta a todos.

Como autor, ¿qué esperas que los lectores se lleven de «Medianical Age» y cómo crees que tu enfoque único en la fusión de géneros podría contribuir a la narrativa de fantasía y ciencia ficción?

Lo primero es que me gustaría que los lectores disfruten de la historia, esto es lo más importante. Y, a medida que vayan leyendo, vayan integrándose en ese juego mental de combinar las piezas de un puzle, uniendo todos los cabos de lo ocurrido al final, sumergiéndose en una lectura activa. Y, por supuesto, también están las reflexiones. Podrán encontrar varias en esta novela.

Para finalizar ¿algo que quieras decir?

Dar las gracias a Qué Leer Hoy por la entrevista y a las personas que la lean.  También quisiera invitaros a conocer mi web www.maalvares.es  y visitar mi blog «El blog de M.A. Álvarez» (enlace blog: https://auxilili.blogspot.com/).

Y recordad: No abandonéis vuestros sueños. Puede ser difícil, pero no imposible.

2 comentarios en “Entrevista M.A. Álvarez”

  1. Pingback: Entrevista en la revista literaria «Qué Leer Hoy» | Medianical Age – M.A. Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies