Entrevista Desireé Romay

Entrevista Desireé Romay

¿De dónde te surge esa afición? ¿Te dedicas por completo a escribir tus novelas?

Pues supongo que como a todos y todas, nos surge después de ser lectores empedernidos. Después de pasar años leyendo las historias que otros autores y autoras crean, entra como un gusanillo de contar tus propias historias.

Por suerte o por desgracia, no puede dedicar todo el tiempo que me gustaría a escribir. Voy arañando ratitos a esta vida loca que llevamos.

Las novelas de terror son las favoritas de muchos lectores ¿a qué le atribuyes esta preferencia?

Curiosamente, es la segunda vez que me hacen esta pregunta en menos de un mes. Mi compañero de letras Raúl Reyes, ha hecho un mini documental en el que participamos muchos autores y autoras respondiendo justo a esa pregunta: ¿Por qué leemos terror?, el cual os invito a todos y todas a ver porque no tiene desperdicio.

Mi respuesta en este caso será la misma. El ser humano tiende a buscar emociones fuertes, en este caso lo hacemos una red de seguridad. Sabemos que cuando cerremos el libro el vampiro vuelve a su tumba, el fantasma a su castillo y el asesino a esperar que volvamos a abrir el libro, y todo eso desde la seguridad que nos da nuestro sofá o nuestra cama.

Sabemos que te gusta la lectura desde niña, pero ¿Cuándo comenzaste a escribir pensando en lo que les gusta leer a los demás?

Sinceramente, no creo que escriba lo que a los demás les gustaría leer, si no más bien las historias que a mí me gustaría leer, soy así de egocéntrica… De hecho, el cuento lo escribí pensando en qué me gustaría leerles a mis hijos para explicarles un tema tan delicado como es el bullying.

¿Por qué desarrollar una novela de cuerpos mutilados en la ciudad de Cleveland?

¿Y por qué no? No, en serio, pues todo surge una calurosa tarde de verano en la que, leyendo un reportaje del asesino de los torsos, pensé en qué pasaría si ese asesino utilizara esos mismos métodos en la época actual.

Es una realidad que cuando escribes una historia te la vas imaginando, ¿qué pasó por tu mente mientras escribías “cuerpos rotos”?

Es verdad, al menos en mi caso, que cuando voy escribiendo la historia va pasando en mi cabeza como si fuera una película, hecho que al parecer se nota porque hay gente que me ha comentado que al leer el libro tenía una estructura muy cinematográfica.

He de reconocer que desde pequeña me ha ido un poco lo gore (una de mis profesiones frustradas es la de forense), así que los asesinatos los veía en mi cabeza con todo lujo de detalles.

Además, vas uniendo en tu cabeza los flecos de la historia para que todo tenga un sentido al final, así que mientras que estás escribiendo tu cabeza es un no parar de mini historias que se van uniendo unas a otras.

Cuando leemos el título puede ser que lo asociemos con una historia de desamor, ¿por qué elegiste este título?

Jajajaja, sí es verdad. Algunos amigos me han comentado que al ver el título y la portada del libro han llegado a pensar que era una historia erótica. La verdad es que barajé varios títulos, pero al final opté por este que era más corto. Lo de los cuerpos rotos hace referencia a lo que hacia el asesino. Iba dejando trozos de cuerpo escondidos, trozos que eran como piezas de un macabro puzle. Al fin y al cabo “rompía” esos cuerpos.

¿Cuál crees que es la sensación con la que el lector finaliza la lectura?

Pues no lo sé jajajaja. Supongo que sienten que se cierra el círculo como sucede en este tipo de novelas. Personalmente quedé satisfecha con el final porque en ese momento Emilia se convierte en mi alter ego y hace algo muy impulsivo, pero puede ser que a alguien no le guste ese tipo de justicia.

¿Qué mensaje crees que le envías a las personas con esta novela?

Mensaje no sé si tiene alguno. Mi intención era la de contar una historia que entretenga al lector, lo mantenga en vilo a veces o lo sorprenda con algunos giros en la trama.

¿Tienes otro proyecto entre manos?

Acabo de terminar un relato para una antología benéfica sobre salud mental en adolescentes que ha organizado otro compañero, Kredgar, y llevo algunos capítulos de lo que espero que sea mi siguiente novela. También ando dándole vueltas al siguiente cuento infantil que me gustaría escribir, que ese es un público que me encanta.

Para finalizar ¿algo que nos quieras decir?

Que leáis mucho, que un libro es una de las mejores medicinas para la mente, y que desde que entré en este mundo he descubierto a grandes autores ocultos detrás de la auto publicación. Digo ocultos porque parece que autopublicar quita prestigio a nuestro trabajo, y nada más lejos de la realidad; hay auténticas joyas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies