Entrevista Águeda Molina

Águeda Molina
Spread the love

¿Cuál es tu mayor fuente de inspiración?

Cualquier cosa, cualquier persona, cualquier situación o momento; desde un montón de algas en una playa solitaria hasta el dolor más insoportable por la pérdida de un ser amado, pasando por los paisajes de mi tierra y los sentimiento más sublimes o más incompresibles del ser humano. Todo aquello que un momento determinado conmueva mis fibras, y bueno, cada vez, mis fibras se conmueven  con más facilidad.

¿Cuándo te surge la necesidad de escribir? ¿cuéntanos más sobre tu experiencia como escritora?

Empecé a amar la poesía en el mismo momento en que empecé a estudiarla, gracias a la profesora de literatura que en suerte me tocó; explicaba la poesía poniéndose en la piel del poeta y para mí era una gozada escucharla; desde esos momentos supe que yo quería escribir como Lorca, como Machado… y sobre todo con Miguel Hernández; incluso como Larra o Jorge Manrique; me aprendí de memoria los típicos poemas: “Coplas a la muerte de su padre “ (en castellano antiguo), “La canción del pirata” (entera, no los cuatro primeros versos que todo el mundo se aprendía), “Elegía a Ramón Sijé” (esta aún me la sé de memoria); entonces empecé a escribir y hasta ahora.

De todos los libros que has escrito, ¿cuál ha sido el más difícil de escribir?

En realidad nunca me planteo “voy a escribir un libro”; los dos que he publicado en solitario han sido recopilaciones de poemas escritos anteriormente.

Los primeros poemarios escritos junto a Francisco Javier Alonso, hace muchos años, sí fueron meditados y predeterminados, entonces sí nos planteamos escribir un libro de poesías: “En la vera de un desierto”;  pero nunca encontramos dificultad alguna, al contrario, disfrutamos tanto que al año siguiente escribimos otro: “Vera del mar”.

En tu libro “Tierra de esparto y fuego”, ¿Es cierto que contiene una antología de tus obras inéditas junto a lo mejor que habías publicado?

Efectivamente, “Tierra de esparto y fuego” es una antología poética compuesta por cinco partes; las dos primeras son poemas de los poemarios que he comentado antes: “En la vera de un desierto” y “Vera del mar”; no sé si son los mejores poemas, pero son los que más me conmueven.

La tercera parte “Tierra de esparto”, es un compendio de poemas inéditos que escribí a lo largo de casi veinte años y que guardaba con mucho pudor, poemas que me sirvieron de terapia en momentos muy dolorosos.

La cuarta parte “Tierra de fuego”, contiene poemas escritos ya desde una mirada más dulce y conformista; el tiempo hizo su trabajo y la nuevas ilusiones, nuevos amores y experiencias gratificantes se reflejan en esos poemas.

La última parte del libro “Clásica”, es mi incursión a la poesía reglada, con estructura, métrica, rima, y ritmo; alternando poesía clásica con poesía neoclásica (nuevas estructuras con las que me encanta experimentar, como el Mepi, la Rima Jotabé, la Estrofa Julia, el Tronante, etc)

¿En cuantos concursos de escritura poética has participado?

En realidad, en pocos, comencé el año pasado a presentar algún poema a concursos que vi en internet, participé en el I Certamen Internacional de Estrofa Julia y conseguí el Tercer premio; este año me volví a presentar y me volví a llevar el Tercer premio. Un par de concursos en Rima Jotabé, este año también he obtenido un premio con un poema en esta modalidad, y hace pocos días me han comunicado que he obtenido el Premio a la Poesía Clásica en el II Certamen de Poesía y Prosa de la Asociación Espejo de Alicante.

¿Cuántos reconocimientos has recibido por cascada de letras, la magia de las palabras”?

Reconocimientos como tales, apenas alguna que otra reseña y comentarios muy halagadores; todos sabemos que la poesía no es cosa de multitudes, y menos la poesía clásica; “Cascada de letras, la magia de las palabras” es un poemario básicamente de poesía reglada y de nuevas estrofas. Para mí fue un reto conseguido; aparte del verso libre sé que puedo atreverme con cualquier estrofa que se me presente ya sea clásica o nueva; conocida o desconocida; pienso que lo más importante es tener conocimiento para así poder elegir libremente lo que quieres hacer; tanto en poesía como en cualquier ámbito de la vida.

¿Cómo te sientes al saber que una de tus obras forma parte del libro “Corona imperial Jotabè?

¡“La corona imperial jotabé “!, eso sí que fue un reto complicado: 144 poemas jotabé, 1584 versos estructurados de forma que el final de cada poema coincida con el principio del siguiente y así hasta que el último se cierra coincidiendo con el primero, además de contar una historia en Rima Jotabé; con un comienzo, un desarrollo y un  final, todo con total coherencia…  muchas horas y muchos folios arrugados; al final fuimos seis poetas quienes conseguimos superar el reto, así que me siento muy orgullosa de formar parte de ese libro con mi Corona Jotabé “El hombre errático”.

¿Estás trabajando en otro proyecto?

De momento no me planteo nada, sigo escribiendo y experimentando todo lo que cae en mis manos. Que dentro de un tiempo me apetece, pues vuelvo a recopilar poemas y edito otro libro, aunque con los que tengo ya, me siento más que satisfecha.

¿Tienes alguna manía a la hora de escribir?

Ninguna, puedo escribir en cualquier lugar y en cualquier momento; sentada en mi terraza, paseando por la playa, en un autobús, en la sala de espera del médico, mientras me lavo los dientes, incluso en el sofá con el televisor de fondo. Me vienen las ideas y en un momento escribo en el móvil, luego lo guardo unos días, lo retoco, lo vuelvo a guardar y así hasta que considero que está bien; incluso así, cada vez que leo un poema, aunque se haya  publicado ya, me dan ganas de retocarlo.

Para finalizar ¿algo que nos quieras decir?

Bueno, sé que la poesía es leída por una minoría, y la poesía clásica más aún; sé que es difícil hacer buena poesía y que mueva las fibras del lector; pero a mí me apasiona jugar con las palabras, experimentar con los versos, probar nuevas o desconocidas estrofas para mí;  disfruto muchísimo escribiendo y a la vez intento que el fondo de mis poemas llegue a quien los lee; eso es lo verdaderamente complicado, conjugar forma y fondo y ahí ando yo, aprendiendo, siempre aprendiendo. Supongo que siempre seré una eterna aprendiza; así me considero yo.


Spread the love

1 comentario en “Entrevista Águeda Molina”

  1. Magali Aguilar Solorza

    Gracias por enriquecernos con las entrevistas de sus invitados. Un gran honor poder conocerles . Águeda Molina es una gran poema, de la que he aprendido. Me encanta es su manera de experimentar con los versos. Es muy cierto lo que ella comenta y es una pena que somos muchos los que publicamos y pocos los que leen. Muchas felicidades!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies