Entrevista Jorge Fabián Coronel

Entrevista Jorge Fabián Coronel

Tu libro, «Las mariposas de mi tumba», parece sumergirse en un mundo oscuro y misterioso. ¿Podrías hablarnos sobre la inspiración detrás de esta propuesta única y cómo logras dar vida a un mundo de pesadillas?

Si bien creo que las inspiraciones pueden nacer en cualquier lugar y, tal vez eso es lo más llamativo de quiénes nos gusta escribir, como escritor de historias de terror y misterio hay lugares que son básicos para generar ambientes de miedo, así como los cementerios, las casas antiguas, lugares sagrados (aunque parezca irónico). A mí me inspiró el primeramente citado. Recuerdo haber visitado la tumba de un conocido y, en las cercanías del nicho, ver flores de varios colores con muchas mariposas volando por doquier. Recuerdo ver algunas muertas y otras aleteando en el suelo tratando de recobrar fuerzas para seguir con una vida que parecía escapárseles. Así fue cómo pensé “¿Y si en realidad están acá para alguna misión?”. Me pareció llamativo pensar que en el limbo entre la vida y la muerte seamos dueños de nuestra morada de descanso eterno, sentados, mirando a un mundo gris donde los únicos colores sean las mariposas que contaran historias alusivas a nuestro pasado para poder “trascender” y llegar a ese tan famoso “Más allá” sea cielo o infierno. Me pareció una idea interesante para contarla en cuentos cortos, rápidos y efímeros como las vidas de esos seres alados.

La imagen de las mariposas contando historias a un alma en pena es intrigante. ¿Podrías compartir cómo ideaste este concepto y cómo utilizas las mariposas para guiar la narrativa?

El concepto se da en no saber si la persona que está en la tumba es un hombre o una mujer, si es de poca o mucha edad. Es justamente un alma que alguna vez existió. Por ello es que en algunos cuentos podrías pensar que es una chica, aunque en otros podría ser un chico. Las mariposas, además de sus características típicas, tienen algunos rasgos humanos como dientes u ojos saltones. Algunas gritan y se quejan, pero principalmente, cuentan historias. Cada cuento podría tomarse como algo independiente, pero en realidad la idea sería unificar todos para tratar de pensar que eso fue parte de una vida que definió un futuro. Pero el mayor desafío es prestar atención hasta que todas las historias terminen, sino debería volver a escuchar todo nuevamente.

“El Señor de la Hoz dijo que vendría a verme cuando escuchara todas las historias. Ansío mucho que venga…

Perdón, pero no puedo evitar llorar. Ahí viene una de mis mariposas revoloteando. Ya las conozco… Esta me traerá la primera historia…” (Coronel, 2023, p. 10)

El título sugiere una exploración profunda de las emociones tóxicas y el sufrimiento. ¿Háblanos cómo abordas estos temas en la trama y cómo esperas que los lectores se conecten con ellos?

Considero que así como en la vida, en la muerte estaría bueno poder analizar y obtener algunas reflexiones sobre las cosas y situaciones que nos superaron o lastimaron. Las cosas buenas que nos pasan se disfrutan, se idolatran en los recuerdos, pero son justamente las malas quiénes nos lastiman y dejan heridas que parecen eternas. Creo que la vida nos trae momentos de reflexión sobre la existencia, sobre todo en esos casos en los cuales parece que todo es oscuro y nos desborda. Así es que traté de tomar experiencias cotidianas que viví en primera persona, o bien relatos que escuché de allegados o noticias para darles un matiz propio que busca poner en cotidianeidad a los lectores. Experiencias con alguien que nos gusta que solamente se convierten en historias de “una vez”; personas fanáticas por ritos e idolatrías a Santos que buscan obtener beneficios; relaciones sentimentales que se convierten en celos enfermizos por poner en eje a las redes sociales. Considero que cada historia pone en un contexto específico al lector para hacer crecer un sinfín de ramas con posibilidades que permitan repensar si algunas cuestiones por las que sufrimos o añoramos valen la pena.

La capacidad del ente para engullir lo que lo rodea suena perturbadora. ¿Podrías hablar sobre cómo desarrollas este personaje y cómo logras transmitir su capacidad para afectar el mundo a su alrededor?

Esta puede ser una pregunta difícil de responder, sobre todo porque el personaje es un ideario de persona que vivió emociones muy intensas para llegar hasta ahí. La idea de engullir lo que lo rodea y perturbar creo que se manifiesta en el relato llamado “El suicidio” el cual expresa: Te di el gusto de que me suicide mamá. Al principio creí que solamente estabas bromeando, una burla de muy mal gusto por cierto. Pero al pasar los días, tu insistencia me demostró que era lo que realmente querías. […]Creí que los padres debían tomar vino hasta terminar ebrios y las madres debían hacer las tareas de la casa. Crecí con esa vida que pensé que era igual en todas las familias”

El principal fantasma que atormenta, engulle y enloquece son los propios de la mente. A veces uno habla y se expresa como si fuera que las palabras no tienen pode, pero en realidad todo afecta de una manera que desborda y deja atónito. Pero sobre todo porque se repite como un disco rayado una y otra vez en la mente. Considero que vivimos en épocas donde llega mucha información de manera rápida y, muchas veces, tergiversada, muy fácil de malinterpretarse y dejando todo a merced de comprensiones dubitativas. Por ello creo que el mundo, hoy se convierte en un gran monstruo de la información que desborda, asusta, frustra y exige. Creo que todas estas situaciones son las que permiten inspirar y generar situaciones que busquen contener a las personas que se aferren a un libro y puedan “despertarse” para saber que todo pasa y que solamente debemos aferrarnos a nuestros sueños y luchar por hacerlos realidad.

Las emociones intensas y los tormentos son temas recurrentes. ¿Nos compartes cómo abordas el desarrollo de los personajes y cómo exploras su relación con sus propios demonios internos?

Como escritor de historias de terror y suspenso, considero que lo principal a la hora de generar el desarrollo de los personajes debe ser el ambiente en el que se insertan, en el que viven y conviven. Si bien creo que los “demonios internos” resultan ser perjudiciales para cualquier equilibrio mental, todo es externo. Obviamente que este es mi punto de vista, alguien que sea psiquiatra sabría corregirme. Lo que hago, por lo general, es ambientar al personaje en un mundo que desborde, en un lugar en el que todo parezca exagerado y calamitoso. Un amor que no “cumple” con reglas implícitas con respecto al uso del celular puede ser el motivo de celos enfermizos. Así por ejemplo en el cuento llamado “Tus redes, mis celos” plantea una serie de preguntas como: ¿Una historia de amor puede tener matices negros? ¿Una historia de amor puede tener llantos, gritos, cuestionamientos por hechos que se basen en aceptar o felicitar en una red social? ¿Cuánto puede una red social influenciar en la imaginación y en las simbiosis emocionales dentro de una pareja?

Me parece que esos demonios internos nacen de un “afuera” peligroso que llena el alma de tormentos y emociones intensas. La vida misma sería diferente si todo lo de afuera, háblese de ambientes y/o personas, generasen climas cálidos. Pero de igual forma, pensar en que todo lo de afuera se adapte a uno sería una cuestión más que egoísta. Por ello es que a veces las relaciones se vuelven efímeras, pasajeras y dañan. Esto, para una historia de terror está buenísimo, porque justamente nace del desagrado y disconformidad como un estado que revoluciona las emociones y hace pensar de una manera casi patológica.  Escribir terror significa exagerar esa disconformidad para llamar la atención.

La exploración de emociones tóxicas y su impacto podría ser emocionalmente intensa. ¿Podrías hablar sobre cómo te enfrentas a estos desafíos emocionales al escribir y cómo esperas que los lectores se sientan al leer tu libro?

A la hora de escribir siempre trato de que los ambientes sean propicios, mate amargo y música de piano gótica. Esto, aunque parezca un poco tonto, me ayuda a sentirme en un clima de reflexión y alerta a todo lo que me pasa por dentro. Creo que esto es fundamental para lograr esa exploración de las emociones tóxicas en mi interior para poder hilvanar y tejer palabras que ayuden a expresarme. Considero que reflejar cómo me siento en mis historias, es algo sumamente importante, más que nada porque se vuelve como una especie de catarsis para lograr “drenar” los sentimientos. Si bien a veces los lectores tienen varias interpretaciones, lo que yo quisiera generar es un clima de una persona que sufre, pero que al mismo tiempo busca superarse para tratar de lograr paz. Así como lo expreso en un fragmento de mi libro “Tal vez no debiste volver”: A veces nuestras mentes juegan pasatiempos y cosas extrañas con nuestros pensamientos. Y dentro de mi psiquis el miedo había sido una de las emociones que más se materializaban. Considero que éste es uno de las principales herramientas psicológicas que servían a los padres para criar a sus hijos. Y yo, como hijo único había tenido la “suerte” de criarme bajo muchos temores (2021).

Por ello considero que los lectores somos, me incluyo también, un grupo de personas que buscan identificarse con lo que leen y tratar de ver cómo esos errores, dolores o sufrimientos, a veces se enfrentan de otra manera, justamente, con las visiones que hacemos quiénes nos gusta escribir.

«Las mariposas de mi tumba» parece ser una experiencia emocional y visceral. ¿Podrías compartir si hay algún momento o relato en particular que consideres especialmente poderoso o desafiante de escribir?

Cada cuento es una experiencia emocional y visceral, pero considero que “Pensamientos y tormentos” es uno de los cuales más me costó escribir. Para confesar, a veces escribo por partes ya que mi alma se desnuda de una manera tal que las lágrimas no me dejan continuar escribiendo. Hay tristeza o alegría que se funde por todos lados y se me escapa por los ojos. “Quise ver el mundo desde el cielo, y solamente lo miraba desde el suelo. Quise mirar el mundo y demostrarle que podía. Pero solamente quedaba todo entre dinero malgastado y sueños rotos”, esto significó mucho para mí, desde una perspectiva que tengo en la cual a veces frustro, pero me doy ánimos a seguir. Considero que el escribir debe ser algo que uno lo hace desde el corazón y no debería dejar se ser algo más que, tal vez un hobbie, pero mis sueños a veces me hacen pensar que me gustaría llegar más allá con lo que hago. Quisiera que mis palabras sean relatos poderosos y que inspiren, emocionen y se difundan. Considero que cada cuento que escribo es un desafío diferente que busco afrontar, obviamente que fallo en el intento muchas veces, pero me gustaría que algún día las personas de todas las edades pudieran conocerme y ver que la literatura que hago no es solamente “cuentos” sino que hay “algo más allá” convertido en un estilo de vida. Me gusta afrontar esa idea de pensar que el desafío máximo sería el de escribir algún libro que revolucione al mundo y pueda ser grandioso. Estas serían mis experiencias, emociones y el gran desafío que me propongo dentro de este proyecto de vida que tengo.

El proceso creativo detrás de la construcción de un mundo de pesadillas y emociones intensas podría ser profundo. ¿Podrías hablar sobre cómo canalizas tus propias emociones y experiencias en la narrativa?

El proceso creativo suele ser bastante variado en mi escritura. Sobre todo porque depende de cómo me siento y qué tengo ganas de escribir. A veces me inspira escribir poesía (Tal como el libro “Pensamientos y tormentos: Baladas de un corazón enamorado”) o cuentos cortos, o sino novelas. No es que sea tan versátil y todo resulte fácil, pero me parece que voy explorando para tomar cada cuestión como un desafío. En todo momento las emociones juegan un papel importante, pero más que nada cuando están en un punto en el cual me siento capaz de manejarlas mínimamente. Me pasó de querer escribir cuando me sentía muy feliz o muy triste, y ninguno de los relatos tuvieron éxito en mí, quedaban en bosquejos toscos que luego eran descartados. Pero hay muchas cuestiones que sí se repiten, y que es lo que quisiera que el día de mañana quién leyera todos mis libros encontrara, un mundo imaginado que esté conectado en una especie de universo literario. Y esto lo digo porque, si bien cada libro es independiente, todos están unidos por personas que se cruzan, relaciones que se disparan en poemas, cuentos y personajes que están conectan. Así, quién lea todos mis cuentos y poemas, podría llegar a descubrir que hay conexiones importantes. Por ejemplo, el cuento “¿Cuánto sufrirías por amor?” presente en el Libro Historias bajo las Estrellas, narra la historia de una muchacha que sufre una relación tóxica, y es su amigo quien la auxilia; cuestión que el libro Tal vez no debiste volver tiene como personaje principal a este muchacho quién cuenta la historia desde otra perspectiva. De esa forma todo se vuelve una sola experiencia narrativa.

Como autor, ¿cuál es el impacto que esperas que «Las mariposas de mi tumba» tenga en los lectores y cómo esperas que tu obra contribuya a la exploración del sufrimiento y la redención a través de la ficción?

Este libro es para mí un gran paso, sobre todo porque es un libro que me gusta calificarlo como “más maduro”. Y es porque tiene relatos que se dan desde una libertad de escritura que antes no la tenía, por miedo, pudor o lo que sea. Cuando alguien escribe y publica siempre se expone en mente y alma. Una conocida me dijo una vez, cuando adquirió uno de mis libros, “ahora voy a ver qué hay en tu mente” y, si bien pareció algo bastante gracioso, es realmente eso lo que ocurre. Considero que los primeros lectores que un autor tiene son las personas allegadas, gente que te quiere, y obviamente gente que no te quiere. Por ello creo que los primeros libros resulta ser el desafío más grande debido a que muchos te leen para husmear y criticar negativamente. Obviamente no creo que pase esto a todo el mundo que escribe, en mi caso fue así. Trabajar en lugares donde Dios es una prioridad que se vive desde la boca pero no desde la humildad y caridad, fue el gran desafío.  Por ello es que “Las mariposas de mi tumba” espera tener un impacto prácticamente revolucionario, que me muestre como una persona que sufre, pero que sobre todas las cosas, vive y quiere mostrarse tal cual es. Y esto implica, en muchos cuentos, mostrarse de una manera explícita y hasta vulgar. Pero que el objetivo es identificarse, o no, pero que al fin y al cabo inspire a que quienes les guste escribir se muestren como son, con sus miedos, con sus bajezas, con sus errores, con sus limitaciones y sentimientos. Escribir este libro es una invitación a que la vida de cada persona se viva como una historia pasajera que se cuenta mientras vive y al morir solamente deja un camino más libre para redimirse y llegar a ser mejor persona. Las ideas de muerte no se simbolizan únicamente con esa situación límite que termina en un nicho. Es dejarse morir para volver a vivir, así, con muchos colores, tal como las mariposas de mi tumba.

Para finalizar ¿algo que quieras decir?

En principio quisiera agradecerles por este espacio tan importante en el cual nos abre caminos a que las personas nos conozcan. Creo que espacios como los que dan a los autores independientes, son los más valiosos porque resignifican y le dan vida a la carrera que queremos lograr.

En segundo lugar, me gustaría decirles a los lectores y escritores de todo el mundo, que los miedos son una parte buena de la vida, porque de ellos se aprende a superarse. Superar un miedo es un paso más hacia la gloria individual. No tengan miedo a estar solos, no tengan miedo a dejar de lado amistades o romances tóxicos, porque siempre aparecen como manchas oscuras, pero hay que recordar que hasta las flores más bellas son capaces de crecer en la oscuridad. Valoren los momentos de luz porque de ellos son los que nos ayudan a estar más tranquilos y ver las cosas que nos rodean. Es difícil, pero aprendan del pasado, escriban el presente y sueñen con el futuro. No hay que vivir de prejuicios ni tabúes, y si se viven, hay que aprender a sobrellevarlos con arte.

Este tiempo conocí a muchas personas que les gusta escribir, ahí es donde habría que apuntar. A que se genere material rico en historias nuevas, en palabras que se expresen desde la juventud y que se puedan narrar desde mentes inquietas y estimuladas. Hay que crear más espacios y oportunidades para cambiar reglas y mitos. Quisiera que mis cuentos y mis experiencias sean inspiraciones para quiénes se rinden y que digan “Si Jorge Fabián Coronel pudo lograrlo, yo también”. Quisiera mostrarle al mundo que no hace falta drogarse ni estar alcoholizado para escribir terror y misterio, que no somos bichos raros juzgables (bueno tal vez un poquito sí) porque nos gusta llevar esas emociones a niveles de escritura.

Quisiera que el mundo se unifique en historias y que mis libros inundaran las librerías, que se me valorara con el esfuerzo que le pongo y que pudiera ver mi nombre en lugares  inhóspitos, con mis historias traducidas a otros idiomas y películas que tengan los títulos de mis libros. Y que eso me abriera puertas para que pudiera ayudar a más escritores a lograr sus sueños de ver publicados sus libros.

Pero la vida sabe hasta dónde me llevará, sabrá que solamente yo fui el arquitecto de mi propio destino, con fuerza y el poco o mucho amor propio que me tengo. Así es como quisiera lograrlo y, en el día de mi muerte responder a una pregunta que me hice de adolescente: ¿Llegaré lejos?

Y allí, esperando sentado sobre mi tumba, siendo un niño y un adulto al mismo tiempo, con la última mariposa que revolotee dejando rastros oscuros y brillantes, pueda responderme: Jorge Fabián Coronel, llegaste lejos, descansa tranquilo ahora.

Redes sociales:

Spotify: Podcast “Fantasmas en el aire” https://open.spotify.com/show/4GYXXTrXeZIOrz7lkaQ5y1?si=afdb6e2cbda1440d

Tik tok: https://www.tiktok.com/@fanenelaire

Twitter: https://twitter.com/Fanenelaire

Instagram: https://www.instagram.com/arteyokaicoronel/

https://jorgefabiancoronel.wordpress.com

1 comentario en “Entrevista Jorge Fabián Coronel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies