Entrevista Marta Pérez Brenes

Entrevista Marta Pérez Brenes

«Las entrañas de la bestia» aborda los inconvenientes del día a día, el enfado, el amor y otros sentimientos arraigados en el ser humano. ¿Qué te inspiró a explorar estos temas y cómo abordas la representación literaria de las complejidades emocionales?

Lo que hace a la poesía tan especial es la sinceridad de lo que esta transmite. En relación con lo que me pregunta, la inspiración se hallaba en todas las pequeñas cosas que nos condicionan continuamente. Las experiencias negativas que, en ocasiones, nos frustran, nos irritan o nos conmueven. Esos acontecimientos menores y mayores que nos condicionan, a los que a veces no sabemos cómo dar rienda suelta, como zafarnos de ellos. Para tratar de sacar esa presión fuera comencé a escribir “Las Entrañas de la Bestia”, una vía de escape que originalmente no estaba pensado que saliera a la luz.

Siempre me ha gustado emplear la personificación de las emociones o de los temores y pesares. Puedo sonar un poco trágica, pues no solamente me inspiré en sucesos negativos, pero he de reconocer que estos fueron muy importantes a lo largo de la obra, aunque en muchas ocasiones esos elementos que a priori son dañinos los tornaba en un poema alegra o feroz.

La obra se presenta como una oportunidad para que los lectores se identifiquen con los sentimientos expresados en el libro. ¿Cómo esperas que la conexión emocional con los lectores influya en su experiencia de lectura y en su percepción de los temas tratados en el libro?

Es realmente importante para mí que aquellas personas que lean el poemario puedan interpretarlo a su propia manera. No quiero que me comprendan en última instancia sino que lo hagan suyo, buscando situaciones similares en sus vidas. Indagando en su pasado o presente, y a través de ellas o de la empatía que les pueda despertar, que se atrevan a ver en su interior para percibir su propia interpretación de mis palabras.

Las temáticas abordadas son realmente genéricas, como el amor, la desconfianza, la tristeza, el cariño, etc. Sin embargo, lo importante no es qué se cuenta, sino cómo se hace y el modo en que eso llega al receptor y este lo experimenta en su propia piel.

El título «Las entrañas de la bestia» sugiere una exploración profunda de la naturaleza humana. ¿Cómo eliges representar esta «bestia» en tu obra y qué simboliza para ti en el contexto de los sentimientos humanos?

Para mí hablar de la bestia es hacer colación a nuestra psique, a nuestro fuero interno. No  a las expresiones faciales o gestuales que la gente percibe a simple vista, sino lo que no dejamos ver, lo que ocultamos por temor a ser juzgados, a no ser comprendidos o ignorados. Es la voz que tenemos dentro y que a veces ni siquiera nosotros queremos escuchar, nuestra identidad. La bestia es el sumun de nuestro ser, que en este poemario luchaba profundamente por abrirse paso y que lo hizo mediante el papel.

El texto menciona la empatía con lo desconocido y lo que no comprendemos. ¿Cómo abordas la tarea de fomentar la empatía a través de la escritura y qué importancia le atribuyes a este aspecto en tu obra?

En general, la empatía creo que juega un papel fundamental en el carácter socializador del ser humano, en mayor o menor medida. Con esto no quiero dar la impresión de que me tengo por una persona extremadamente empática, mas considero que todos tenemos la capacidad para trabajar esta cualidad. En mi caso, al tratarse de una composición muy personal que nació como una pequeña libreta en la que desbordar todo lo que no podía gestionar yo sola, creo que es precisamente esto lo que puede facilitar la tarea al lector.

Es un mensaje puro y directo, que me negué a perfeccionar. En concreto, esta supuso una decisión difícil, pues siempre trato de pulir todas mis composiciones; sin embargo, cuando se trata de la poesía, creo que lo único verdaderamente sincero es lo primero que redactas.

¿Hay alguna historia o personaje en particular dentro del libro que consideres emblemático de la variedad de sentimientos que deseas explorar y transmitir a los lectores?

Ciertamente, pese a que el libro no cuenta con personajes en sí mismos con los que reír, llorar o emocionarse, invito a los lectores a que se sientan ellos mismos los protagonistas de mi libro, no a sentirse meros espectadores de lo que narro y describo, sino a que se sumerjan en lo que han o están experimentando y ver cómo eso se hilvana con mis palabras. Me gusta pensar que soy yo la espectadora de mi propio libro, y que cuando alguien me cuenta lo que ha sentido tras leerlo, discierno cada matiz y cada personaje.

El libro parece invitar a la reflexión sobre lo profundo de nuestro ser que no revelamos. ¿Cómo enfrentas el reto de explorar la profundidad emocional y psicológica de los personajes de una manera auténtica y conmovedora?

Fue realmente un ejercicio de introspección. Con estas palabras no quiero decir que mi poemario sea un libro de autoayuda, ni mucho menos. Pero, como a tantos autores les sucede, cuando escribimos creamos mundos diversos, inconmensurables, inimaginables y maravillosos a los que trasciende nuestra psique. En mi caso, me limité a buscar un espacio seguro en mí misma, que es exactamente a lo que invito al lector. No hace falta una preparación previa, ni que seas un apasionado de la poesía. Al retratar fenómenos cotidianos, apelando a las emociones, convierto lo que pudiera tratarse un episodio de mi vida en una experiencia que poder democratizar con el público y que les permita servirse de ella.

De igual modo, puede ser leído por el mero placer de perderse en las palabras, en la musicalidad de la poesía y el poder que esta tiene, pero creo esencial realizar esa fusión entre emoción y cadencia para poder disfrutar de la poesía.

¿Cómo manejas la diversidad de tonos emocionales en la obra, desde el enfado hasta el amor, para crear una narrativa cohesiva y resonante?

A decir la verdad y sin pretender sonar pedante o altiva, me he sorprendido a mí misma. Nunca pensé que fuera capaz de abstraerme hasta el punto de estudiar con cierta claridad mis emociones y ser capaz de construir todo un relato, una historia, una forma de plasmarlo en papel que trascienda la barrera de lo anímico para crear algo nuevo, positivo incluso cuando lo que sientes es todo lo contrario en ese preciso instante.

Como autora, ¿hay algún sentimiento en particular que encuentres especialmente desafiante o gratificante de explorar en tu escritura?

Quizás sea por mi juventud, mas considero que lo que, al menos desde mi óptica, resulta más espinoso a la hora de expresar con sinceridad es el amor. Puede resultar contradictorio, pero es un sentimiento tan profundo, que se halla implícito en múltiples aspectos de nuestras vidas, no solamente en las relaciones románticas, por decirlo de algún modo, sino en el amor hacia lo que estudiamos, a nuestras familias, etc. Es tan complejo que creo que llega a imponerme la cautela con la que he de abordarlo.

Todo esto tenemos que tratar de verlo en consonancia con una cuestión que no estoy mencionando, y es el hecho de que el poemario, en una primera instancia, no estaba diseñado o creado para ser publicado. Su naturaleza era meramente liberadora, no era más que una pequeña libreta en la que, mediante la creación de poemas, reflexionaba o gestionaba, mejor dicho, lo que sentía.

¿Tienes planes para explorar temas similares en futuros proyectos literarios o planeas cambiar de enfoque en tus próximas obras?

A día de hoy quizás sea pronto para plantearme publicar otra obra de las mismas características; pero si algo tengo claro, es que me gustaría continuar en el mundo de la literatura. Llevo tiempo pensando en escribir una novela y tengo una rica inspiración poética que me acompaña en cada paso que doy cada día. Pero tiempo al tiempo, de momento disfrutaré de “las Entrañas de la Bestia” un poco más antes de introducirme en un nuevo proyecto.

Para finalizar ¿algo que quieras decir?

Para finalizar esta entrevista, querría darle las gracias tanto a usted como a Salva de Huella Cultural por la atención que le dedican a los autores, y por brindarnos la oportunidad de hablar de nuestras obras.

Paralelamente, quería indicarles que pueden seguirme en mi cuenta de Instagram @martaperezbrenes, dónde podrán estar al tanto de todas las novedades, y en mi blog https://enlabestia.blogspot.com/. El libro está disponible en las grandes plataformas como Amazon, el Corte Inglés, Fnac o la Casa del Libro, entre muchos otros. Sin embargo, recomiendo que si quieren sentir la experiencia de primera mano, me escriban, ya que yo misma me encargo también personalmente de la distribución de algunos ejemplares, resultando más conveniente y cercano, quizás, para aquellos lectores que quieran la obra firmada.

Nuevamente, muchas gracias y disfruten de “Las Entrañas de la Bestia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies